En qué consisten los sistemas de control de iluminación

Control de Iluminación

El control de iluminación es un factor fundamental tanto para el interior como para el exterior de cualquier edificio. El control de la iluminación ayuda a crear un ambiente de trabajo adecuado para los usuarios, o simplemente se pueden utilizar para crear espacios seguros. Un lugar bien iluminado disminuye los riesgos de ser atacado por los “amigos de los ajeno”.

Los controles de iluminación van de la mano con la automatización de edificios, y consisten en sistemas que permiten manejar el encendido, apagado e intensidad de las luces, tanto internas como externas de un lugar, utilizando dispositivos como computadores, controles y celulares. Un sistema de control de iluminación también se puede programar para activarse utilizando sistemas biométricos, es decir, las características biológicas de una persona como por ejemplo la voz.

Un futuro más inteligente

El control de iluminación es muy usado en espacios como centros comerciales, bancos, parqueaderos, clínicas y edificios inteligentes, debido a que la tecnología utilizada detecta la presencia de personas o vehículos, dependiendo del caso, y enciende o aumenta la intensidad de las luces, y al no detectar movimiento las atenúa o apaga, según hayan sido programadas.

Los sistemas de control de iluminación también tienen la función de regular el brillo o la intensidad de las luces, basándose en la cantidad de luz natural que esté recibiendo el lugar. Esto genera instalaciones con un clima agradable, pues las luces artificiales suelen aumentar en algunos grados la temperatura de los espacios, lo que podría resultar molesto en los días que son particularmente calurosos.

Sistema de Control de Iluminación

Luz solo cuando es necesaria

Sin embargo, un sistema de control de iluminación expande su impacto en muchos ámbitos en una edificación. El tema ambiental también es muy importante, y el control de iluminación disminuye casi a cero el desperdicio de energía cuando no hay nadie usando los espacios. Estará ayudando a cuidar el planeta, pues se utilizarán las luces necesarias, ni más ni menos, de acuerdo a las necesidades de cada área, empleados, y por supuesto, al momento del día. Con un sistema de control de iluminación un edificio puede ahorrar 10% - 20% de la factura eléctrica total. Esto se reflejará también en la reducción de costos en servicios públicos, lo que seguro no le caerá nada mal a las finanzas de su organización.

Pero además, la iluminación del exterior de las construcciones, como ya lo habíamos dicho antes, tiene un punto mayor de importancia al proteger y es generar ambiente seguro para quienes transiten por el lugar. Pero también es importante que el control de iluminación ayude a visibilizar su negocio, hacerlo llamativo, y esto se puede conseguir utilizando las luces correctas, y si así lo desea, agregando algo más de tecnología, usando colores con patrones y formas que generen el impacto adecuado.

Conformidad con los requisitos reguladores

Existen sistemas de control de iluminación más avanzados que brindan otras herramientas muy útiles como por ejemplo, comunicar cualquier daño que se produzca en una luminaria, reduciendo al mínimo el impacto que la falta de luz tiene sobre el edificio. Por donde se mire utilizar el control de iluminación en su edificio traerá cosas positivas. Las opciones son muchas y todo depende de sus necesidades y el presupuesto que desee manejar. Contacte a una empresa especialista en el tema para que pueda adaptar sus recursos a la optimización de la seguridad, visibilidad y economía de su empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *